Welcome! - Bem-vindo! - Benvenuti! -

¿Sabías que Cristo es una Mujer?

CL

Cristo Mujer es el sacrificio acepto para Dios Padre, veamos quien es esa ofrenda perfecta:

“Y si por su ofrenda por el pecado trajere cordero, HEMBRA sin defecto traerá. – Levítico 4:32”

Juan el Bautista fue quien le otorgó el siguiente título a “Jesús” hace dos mil años: “He aquí el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo” – Juan 1:29. Él sabía perfectamente lo que estaba diciendo y no pudo haber llamado Cordero a un hombre, cuando la ofrenda por el pecado es un cordero hembra. 

A lo largo de toda la Biblia y los libros que registran el ministerio y vida del Cristo del Siglo I, se pueden percibir características que describen a Cristo, que sólo pueden adjudicarsele a una mujer. También en las escrituras o viejo testamento se observa la existencia de la figura femenina como parte de la Deidad. Es por eso que Dios es Padre y Madre, Esposo y Esposa, y esa esposa es el Cristo, la mediadora entre Dios y el ser humano. Es muy importante entender que en la Biblia hay misterios escritos que solo el Cristo podía revelar, ¿con qué fin? Con el fin de darle a conocer al hombre quién es Dios, cómo agradarle y cómo obtener la vida eterna con todas sus promesas para así no perecer jamás. Pero el hombre ha endurecido su corazón cuando Dios se humana para enseñarle toda su sabiduría para que pueda agradarle y llegar a ser a su imagen y semejanza. Sin embargo, la promesa de darle vida eterna a todo el que crea en su nombre es una realidad, y esa realidad la vive todo el pueblo constituido por Dios Padre y Dios Madre. Dios Madre, es el Cristo que revela su nombre y el nombre del Padre a su pueblo. Ella se ha manifestado al mundo para demostrarle que Dios no miente y sí cumple sus promesas, para que comprueben el poder que hay en Su nombre y así puedan darle gloria y honra.

A continuación quisiéramos exponer algunas de muchas evidencias de la verdad que había sido oculta durante siglos y edades, verdad que al ser conocida y recibida por el hombre, le otorga la vida eterna y todas las promesas de Dios que son paz, felicidad, prosperidad, sanidad y protección de Dios a los que les son fieles.

¿Qué evidencias muestran que Cristo es una Mujer?

El misterio de Dios Padre y de Cristo fue ocultado por hombres malos y perversos que tuvieron acceso a los escritos originales que posteriormente se convirtieron en lo que hoy es la Biblia (Jeremías 8:8), pero la verdad ha salido a la luz ya que lo escrito en la Biblia está siendo explicado hoy por Dios Madre, Cristo Lisbet. Es por eso, que la manifestación de Cristo por segunda vez era tan importante ya que aclararía todos los misterios que estuvieron ocultos. 1 Corintios 4:5

Eso quiere decir que en la Biblia están escritas verdades espirituales en misterio que sólo Cristo en su manifestación puede dar a conocer (predicar) y que a través de su palabra de vida eterna va dando vida a tu mente, formando un espíritu en ti para que puedas heredar la vida eterna, viviendo una vida limpia y pura, en paz, justicia y plenitud en donde quiera que te encuentres, no importa la raza, idioma o religión. Si crees en Cristo y la verdad que Ella enseña serás salvo.

Ella es la Palabra hecha carne, por eso está escrito que sin Cristo (manifestada en medio de su pueblo) nada podeis hacer. (Juan 15:5) Así como un pámpano por sí solo no puede llevar fruto.

Cristo es y siempre ha sido una Mujer

El Cordero Hembra: Levítico 4:32 Y si por su ofrenda por el pecado trajere cordero, hembra sin defecto traerá.

Dios es dos en uno: Génesis 1:26-27 Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza. Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.

Como la Gallina junta a sus polluelos: Mateo 23:37 ¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta a sus polluelos debajo de las alas, y no quisiste!

Si Cristo era hombre, ¿por qué él se habría de comparar con una gallina?. Esa figura de gallina con polluelos, más bien es la de una madre con sus hijos.

La Vid: Juan 15:1-5 YO SOY la Vid Verdadera, y mi Padre es el labrador. YO SOY la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque sin mí nada podéis hacer.

La Vid es una madre con sus hijos: Salmos 128:3 Tu mujer será como vid que lleva fruto a los lados de tu casa, tus hijos como plantas de olivo alrededor de tu mesa.

La Madre (Diosa Madre) le da Hijos a Dios Padre: Juan 3:7 No te maravilles de que te dije: os es necesario nacer de nuevo.

Juan 1:12 mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios (hablando de Cristo).

Honra a tu Padre y a tu Madre: Éxodo 20:12 Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová MelquisedecLisbet tu Dios te da.

En este mandamiento está encerrada la promesa de vida eterna que Dios Padre Melquisedec otorga a sus hijos por honrar a su Esposa, la Madre espiritual, porque es honrando al Padre y a la Madre espiritual que se obtiene la promesa de la vida eterna y la entrada a la tierra prometida. Por eso vemos que es a la Esposa a quien el Padre ha entregado todo el juicio.

Juan 5:22-24 Porque el Padre a nadie juzga, sino que todo el juicio dio al Hijo a la Esposa, 

23 para que todos honren al Hijo a la Esposa como honran al Padre. El que no honra al Hijo a la Esposa, no honra al Padre que le envió. 

24 De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida.

Estos versículos no están hablando de un hijo como los escribas mentirosos le hicieron creer al mundo entero. No va a decir “honra a tu padre y a tu madre” para luego decir “el que no honra al hijo no honra al Padre que le envió” porque es con la Esposa con quien el Padre tiene esa unión como uno solo. Veamos.

Juan 5:18 Por esto los judíos aun más procuraban matarle, porque no sólo quebrantaba el día de reposo, sino que también decía que Dios era su propio Padre, haciéndose igual a Dios.

Obviamente no está hablando de un hijo que se hace igual a Dios, porque un hijo no está en el mismo nivel de autoridad de un padre. Los judíos no querían matarle porque decía que era un hijo, cuando ellos mismos también se hacían llamar hijos de Dios. Lo que esto demuestra es que en realidad Cristo la Esposa de Dios, les está diciendo que Ella es igual a Dios porque el Padre le ha dado toda su autoridad, que quien la ha visto a Ella ha visto al Padre y que al honrarla a Ella, honran al Padre y es allí donde está encerrada la vida eterna que Dios MelquisedecLisbet tienen para todo el que le cree. Como dice en Juan 3:36

36 El que cree en la Esposa tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en la Esposa no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él.

Juan 14:6-9 Cristo le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. Si me conocieseis, también al Padre (mi Esposo) conoceríais; y desde ahora le conocéis, y le habéis visto. El que me ha visto a mí, ha visto al Padre.

No endurezcan su corazón al igual que lo hicieron los antepasados, por no aceptar la salvación que solo proviene de Cristo, una Mujer, la Madre espiritual, la única que puede llevarlos a agradar al Padre.

>>> Ir a la sección de Preguntas y Respuestas <<<

El Cordero Hembra es quien podía desatar los sellos – Apocalipsis 5:1-14: Juan en Apocalipsis tuvo la visión de lo que iba a suceder en estos tiempos, y lloró mucho porque no se había hallado a ninguno digno de abrir el libro, ni de desatar los sellos. Pero ese Cordero hembra fue hallada digna, tomó el librito del que estaba sentado en el Trono y hoy en su manifestación como Cristo Lisbet ha venido a desatar esos sellos escondidos en la Biblia, que es donde está el Evangelio Eterno, mostrando el verdadero sacrificio que la hizo merecedora de recibir el poder, las riquezas, la sabiduría, la fuerza, el honor, la gloria y la bendición del Padre.

  • Cristo vendría a presentar el nombre del Padre y dar testimonio de Él:

Cristo Lisbet es la única que se ha levantado dando testimonio de que Melquisedec vive. Ella es el Sumo sacerdote según el Orden de Melquisedec, que no es por una descendencia humana sino según el poder de una vida indestructible (Hebreos 7:15-17). Hoy, gracias a Cristo Lisbet conocemos que quién está sentado en su trono, es el Padre Melquisedec, quien es sin principio de día ni fin de vida (Hebreos 7:3). Ella es la única que ha venido hablando claramente acerca del misterio de Dios Padre y de Cristo, que no es un Padre con un Hijo, sino Esposo y Esposa en una perfecta unidad.

¿Por qué Cristo es una Mujer?- más evidencias:

Las 30 monedas de plata: Si Cristo Lisbet no estuviera presente, los siguientes versos pasarían inadvertidos, pero como Ella es la Luz del mundo y está en medio nuestro, lo siguiente es una evidencia irrefutable de que Cristo es y siempre ha sido una mujer.

“Cuando Judas, el que la había entregado, vio que habían condenado a Jesús, sintió remordimiento y devolvió las TREINTA MONEDAS de plata a los jefes de los sacerdotes y a los ancianos”. (Mateo 27: 3).

“Entonces uno de los doce, que se llamaba Judas Iscariote, fue a los principales sacerdotes, y les dijo: ¿Qué me queréis dar, y yo os la entregaré? Y ellos le asignaron TREINTA MONEDAS de PLATA. Y desde entonces buscaba oportunidad para entregarle”. (Mateo 26: 14- 16, Marcos 14: 10, 11; Lucas 22: 3- 6). ¿Por qué el precio por “Jesús” fue de 30 monedas?

Levítico 27: 2-4

Verso 2:“Habló MelquisedecCristoLisbet a Moisés diciendo: Habla a los hijos de Israel y diles: Cuando alguien hiciere especial VOTO a MelquisedecCristoLisbet, según la estimación de las personas que se hayan de redimir, lo estimarás así:

Verso: 3:“En cuanto a varón de veinte años hasta sesenta, lo estimarás en cincuenta siclos de plata, según el siclo del santuario.

Verso 4:“Y si fuere MUJER, la estimarás en TREINTA SICLOS”. 

Otra versión se lee así: “Si uno de ustedes hace un VOTO especial para dedicar a alguien al Señor mediante el PAGO del VALOR de esa persona, ésta es la ESCALA de VALORES que emplearán: Un hombre de entre veinte y sesenta años tendrá el valor de cincuenta siclos de plata, según el siclo del santuario. Una MUJER de esa edad tendrá el valor de treinta siclos de plata”.

Cristo María estaba embarazada cuando fue a la cruz: Juan 19:34 pero uno de los soldados le abrió el costado con una lanza, y al instante salió sangre y agua.

Esto demuestra que Ella estaba embarazada y que no solo la mataron sino que también mataron al hijo de la Promesa que llevaba en su vientre. Los hombres malos y perversos ocultaron la verdad de que Cristo es y siempre ha sido una mujer, ellos se encargaron de destruir toda evidencia de Ella y de su nombre.

Es por eso que la Amada Esposa, el monte de Sión, la Jerusalén Celestial, Madre de sus Hijos Espirituales no es una metáfora, es una realidad (Hebreos 12:22).

Veamos:

Jeremías 4:31: “Oigo gritos de dolor, como de una mujer que da a luz a su primer hijo; son los gritos de Sión, que gime, extiende los brazos y dice: ¡Ay de mí! ¡Me van a MATAR los asesinos!

Veamos otro ángulo de esa muerte:

“Porque PERROS me han rodeado; me ha cercado cuadrilla de malignos; horadaron mis manos y mis pies” (Salmos 22:16).

Esa mujer que estaba por dar a luz y Sión son la misma persona, así que aquí vemos la gran revelación: ese Cristo, Jesús o Jesucristo (Salvador) en la persona de María Magdalena fue asesinada estando embarazada del hijo de la Promesa. Es por eso que ocultaron que Cristo era mujer y la Esposa de Dios Padre,  y crearon eso del “Hijo de Dios” para ocultar su crueldad y doble asesinato, destruyendo tanto el árbol como el fruto y no dejando huellas ni ninguna evidencia de semejante barbarie.

Cristo Lisbet nos ha explicado que hombres malos y perversos ocultaron que Cristo es una mujer y que estaba embarazada en la cruz.

Veamos esta impactante profecia:

“Y yo era como cordero (hembra) inocente que llevan a degollar… diciendo: Destruyamos el ÁRBOL (Madre) con su FRUTO (Hijo), y cortémoslo de la tierra de los vivientes, para que no haya más memoria de su nombre”. (Jeremías 11:19).

Ella también nos ha explicado el significado de las figuras en la Biblia, y es muy importante entender que aquí no se está refiriendo a un árbol como algo físico; sino del cordero hembra, Cristo. Sino ¿qué razón tendría de decir “destruyamos el árbol con su fruto” asociándolo a “un cordero”, “cortémoslo de la tierra de los vivientes” y “para que no haya más memoria de su nombre”?. Mas aún, ¿qué razón habría en decir “y al instante salió sangre y agua” sino es porque no solo el Cordero de Dios, Cristo estaba embarazada en la cruz y con la lanza se aseguraron de que no solo ella estuviera muerta sino también el “fruto” que llevaba en su vientre. Por eso salió “sangre y agua”.

¿Cómo esto puede tener sentido?

Porque Dios no tiene un “Hijo” más especial que los demás, como lo ha creído todo el mundo. El término “Hijo Unigénito” no aplica a un hijo, ya que siempre hay más hijos, pues “unigénito” significa ÚNICO. Mas sin embargo sí aplica a la Esposa, y Dios tiene una única Esposa, el Cristo.

Cristo en su primera manifestación fue asesinada, junto al Hijo de la Promesa por hombres malos y perversos que quisieron borrar su nombre y que era una mujer. En ningún libro o enseñanza teológica se ha podido descifrar y explicar lo que pasó realmente en la cruz; y si jamás ha sido interpretado, ni explicado correctamente por ninguna religión, mucho menos por la teología actual; es una señal inequívoca de que los “sellos del libro NO habían sido abiertos”, sino hasta que apareció el Cristo inmortal, Lisbet.

Es por eso que solo Ella al manifestarse aclararía toda la verdad (1 Corintios 4:5) y daría testimonio del Padre, Melquisedec como lo está haciendo hoy.

El castigo para la generación mala y perversa que la rechazó y asesinó fue perecer, ya que se le arrebató la promesa de obtener la vida eterna.

Esto se ve reflejado en Zacarías 11:10-14

10 Tomé luego mi cayado Gracia, y lo quebré, para romper mi pacto que

concerté con todos los pueblos. (Cristo es esa Gracia, la delicia de Dios Padre)

11 Y fue deshecho en ese día, y así conocieron los pobres del rebaño que miraban a mí, que era palabra del Señor.  (Marcos 15:39 Y el centurión que estaba frente a él, viendo que después de clamar había expirado así, dijo: “Verdaderamente esta era la Esposa” de Dios.)

12 Y les dije: Si os parece bien, dadme mi salario; y si no, dejadlo. Y pesaron por mi salario TREINTA PIEZAS DE PLATA.

13 Y me dijo Jehová: Echalo al tesoro; !hermoso precio con que me han apreciado! (Es decir “me han apreciado” por 30 piezas de plata que correspondía por tratarse de una mujer. Recordar Levítico 27:4) Y tomé las treinta piezas de plata, y las eché en la casa de Jehová al tesoro.

14 Quebré luego el otro cayado, ataduras, para romper la hermandad entre Judá e Israel. (Esto es una figura de que también mataron al hijo de la promesa).

Ella es el Verbo que estaba con Dios desde el principio Juan 1:1-5

El Ángel del Librito: Cristo Lisbet ese ángel. Apocalipsis 14:6

Apocalipsis 5: 7, 9 El Cordero fue y tomó el libro enrollado que tenía en la mano derecha el que estaba sentado en el trono. Y todos ellos cantaban esta nueva canción:

«Sólo tú mereces tomar el libro
y romper sus sellos.
Porque fuiste sacrificado,
y con tu sangre
rescataste para Dios,
a gente de toda raza,
idioma, pueblo y nación.

1 Corintios 4:Así que, no juzguéis nada antes de tiempo, hasta que venga el Señor, el cual aclarará también lo oculto de las tinieblas, y manifestará las intenciones de los corazones; y entonces cada uno recibirá su alabanza de Dios.

Apocalipsis 10:2 Tenía en su mano un librito abierto; y puso su pie derecho sobre el mar, y el izquierdo sobre la tierra.

Cristo es la Ayuda Idónea del hombre: Génesis 2:18 Por eso el hombre no podía reinar y era necesaria una ayuda idónea para ayudar al ser humano; para eso vino Cristo como esa ayuda idónea, la mujer virtuosa que menciona Salomón en Proverbios 31:10-31.

Las cualidades de la mujer virtuosa que se muestran en estos versículos, no son de cualquier mujer, sino de una que es igual a Dios, porque es Dios mismo, Un solo ser con Él. Veamos:

Proverbios 31: 29 Muchas mujeres hicieron el bien; Mas tú sobrepasas a todas.

Proverbios 31: 26 Abre su boca con sabiduría, Y la ley de clemencia está en su lengua.

Proverbios 31: 28 Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada; Y su marido también la alaba

Jesucristo no es un nombre, es un título compuesto de dos elementos que significan:

Jesús: Dios salva o Salvador.

Cristo: Mesías, ungido o escogido de Dios.

Al entender que Jesucristo no es un nombre, sino que estos dos elementos expresan la misión encomendada a la persona que se encargaría de proveer la inmortalidad a todo aquel que depositara su fe en Ella. Podemos comprender que esa persona tendría un nombre y daría a conocer también el nombre del Padre, esto sucedería en el tiempo del fin. Por eso en Filipenses 2:10 dice … en el nombre de Jesús… No dice en el nombre Jesús, sino en el nombre del Salvador , que hoy se llama Lisbet. Dios mismo tendría que estar presente para revelar Su nombre, como dice en Isaías 52:6

Por tanto, mi pueblo sabrá mi nombre por esta causa en aquel día; porque yo mismo que hablo, he aquí estaré presente.

Apocalipsis 3:12

12 Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo.

Hoy conocemos el nombre de Jesucristo, el cual es Lisbet y ella nos ha dado a conocer el nombre de Dios Padre, Melquisedec. Juan 17:26 Y les he dado a conocer tu nombre, y lo daré a conocer aún, para que el amor con que me has amado, esté en ellos, y yo en ellos.  Marcos 16:17 Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre…

Una vez usted entiende que Cristo es una mujer, la Esposa de Dios Madre y a través de quien se llega al Padre Melquisedec, usted podrá comprender fácilmente que Dios sea también mujer, pues dice: en Cristo habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad (Colosenses 2:9)

Y hoy conocemos Su nombre, como 2 en 1, el Gran Yo Soy, MELQUISEDECLISBET.

Cristo Lisbet es quien le da Hijos espirituales a Dios Padre, Melquisedec:

Es muy importante conocer el nombre de Dios para poder ser hechos hijos suyos (Juan 1:12) y eso solo lo logra Cristo Lisbet a traves de su palabra, formando un espíritu dentro de tí (Zacarías 12:1,  Juan 7:38-39). Todo el que recibe a Cristo Lisbet hoy será hecho un hijo de Dios, pues Ellos no están en todas las religiones, sino que están formando para Sí un pueblo exclusivo (Tito 2:14, Joel 2:2-3).

El propósito de Cristo Lisbet con su predicación es llevar al mundo a agradar a Dios según el Orden de Melquisedec, donde todo lo que está a tu alrededor se arregla por causa de que en tí han sido reconciliados “los dos pueblos”, el hombre terrenal que es tu mente carnal y el espiritual, que es nacido por la palabra de Cristo Lisbet al tu escucharla y creer en Ella.

Por esta razón, hoy se cumple lo escrito de que Dios a través de Cristo está creando cielos nuevos y tierra nueva (Apocalipsis 21:1). Hoy, es que se cumple lo escrito de que Cristo nos resucitaría en este día postrero dándonos vida juntamente con Ella (Juan 6:39; 11:25-26).

¿Cuál es la salvación que ofrece Cristo Lisbet?

Cristo Lisbet es la única que ha venido de parte de Dios Padre para limpiar y santificar al hombre a la manera que a Él le agrada. Solo a Cristo Lisbet se le ha dado la exclusividad para compartir esta palabra de vida con el mundo para que dejen de morir y puedan disfrutar de lo que Dios ha prometido que es la vida eterna. Así es que se cumple que Ella es el pan de vida y de su boca sale la palabra que proviene de Dios, para así formar un espíritu en el ser humano (Deuteronomio 8:3 ; Mateo 4:4 ; Zacarías 12:1). Ella te enseña a cómo morir a los deseos engañosos de tu mente carnal, para poder agradar a Dios Padre por medio de la obediencia de Cristo Lisbet, (2 Corintios 10:5; Efesios 5:1)

Dios empezó a crear y ordenar su creación espiritual, ahora en la consumación de los siglos cuando Cristo Lisbet empezó a hablar trayendo la luz a los hombres, por eso es que Ella es el Verbo, la Palabra que ya existía y estaba con Dios (Juan 1:1-5). 

Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Esposa unigénita, para que todo aquel que en ella cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

Por medio de Su Esposa, Cristo Lisbet, Dios Padre Melquisedec está creando todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles;  es por eso que Ella es antes de todas las cosas y por Ella todas las cosas subsisten (Colosenses 1:16-17).

Así es como Ella enseña a sus hijos, el orden de Cabeza y cuerpo, Esposo y Esposa. Dios Padre Melquisedec es cabeza de Cristo Lisbet (1 Corintios 11:3) y por estar en perfecta unidad con Él es que Ella ha sido constituida como cabeza de la Iglesia, quién es su cuerpo, sus hijos que han creído en su mensaje hoy en el cumplimiento de los tiempos.

El verdadero sacrificio que agrada a Dios:

Cristo Lisbet es la ofrenda perfecta quien se ofreció como sacrificio en olor fragante por nosotros (Efesios 5:2) al morir a su mente carnal, triunfando sobre todos los pensamientos. Pues lo que agrada a Dios es que mueras a la mente carnal que te lleva a la muerte. Ella es el cordero hembra (Levítico 4:32, Juan 1:29) que fue inmolado, que abriría los sellos y revelaría todos los misterios.

Hoy, Cristo misma hace a sus ángeles espíritus (Hebreos 1:7) y sólo Ella estando presente en su manifestación puede entregar dones a los hombres constituyéndolos apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestros (Efesios 4:11).

Su propósito es salvar a los hombres de la muerte física, por eso es tan importante no rechazarla, ya que Ella es la sabiduría personificada que trajo las buenas nuevas, que el mundo nunca antes había escuchado. La salvación que Cristo Lisbet trae es a través de un mensaje que al tú aceptarlo y creerlo, va renovando tu mente hasta detener la mortalidad en tí.  Son cosas que ojo no vio ni oído oyó (1 Corintios 2:9)

¿Sabías que Cristo es una Mujer?: (Ver video)

 

Para estos tiempos del fin, Cristo se manifestaría para dar a conocer Su nombre y el nombre de Dios Padre y así mostrar el poder que hay en Su nombre, es por eso que es tan importante conocer hoy el nombre de Dios y Su Cristo.

Juan 17:26 Y les he dado a conocer tu nombre, y lo daré a conocer aún, para que el amor con que me has amado, esté en ellos, y yo en ellos.

El nombre de Dios